sábado, febrero 18, 2006

Leyendas del siglo XX, Los Beatles

Las leyendas sobre algunos grandes son, a mi gusto, muy interesantes, como ser que Carlos Gardel no murió en Medellín y lo que sucedió es que quedo desfigurado por lo que se fue a vivir a Paris, donde falleció siendo octogenario, de la misma manera, Los Beatles con el protagonismo de Paul Mc Cartney tiene muchas versiones desde su asesinato por la CIA, hasta que quedo desfigurado en un accidente, pero me voy a centrar en la más extendida que cuenta que el parecer el 9 de Noviembre de 1966 Paul McCartney sostuvo una fuerte discusión, por motivos nunca determinados, con sus demás compañeros de Los Beatles; y furioso abandonó el estudio de grabación Abbey Road, subió a su automóvil y partió a toda velocidad no se sabe hacía donde. Como consecuencia del enfado que le dominaba, y de la copiosa lluvia que caía, Paul no prestó atención al cambio de luces de un semáforo y, en una intersección, estrelló su Aston-Martin contra un camión de color amarillo y murió decapitado de forma instantánea.
Brian Epstein fue alertado del accidente por la primera patrulla policial que llegó al lugar y verificó la matrícula del Aston- Martin. Brian logró que la policía no hiciese referencia a la muerte de Paul; sin duda era el auto del Beatle, pero el conductor debió haber sido un amigo de él. El informe policial dejó constancia que un hombre joven, de largo cabello, habría perecido en el accidente, pero nunca se le identificaría. (Este accidente existio, pude verificarlo)
Se pusieron en marcha entonces un montón de intereses, la discográfica veía peligrar sus grandes beneficios, tanto si el grupo se disolvía, como si se buscaba un bajista que sustituyera a Paul, por el carisma del mismo y su éxito entre las mujeres, por otro lado los restantes Beatles veían que su carrera musical, viajes, dinero se podían ver muy mermados.
Ante esta situación se reunieron los tres supervivientes con a Brian Epstein, y surgieron varias propuestas: decir la verdad y buscar a un sustituto, parecía la más lógica, sin embargo Epstein hizó una propuesta un tanto descabellada en principio, acordándose de un concurso de imitadores de los Beatles, y en concreto de un joven de enorme parecido con Paul y que además tocaba la guitarra, lo propone como sustituto, y pese a las reticencias de John Lennon aceptan probar.
Pero había un gran problema: William Campbell, nacido en Quebec no era zurdo como Paul y tampoco sabía tocar el bajo, sólo sabía tocar guitarra y tampoco la tocaba tan bien como Paul.
Ante esto se dedicaron a instruir a William a tocar el bajo con la izquierda, y mejoraban su técnica con la guitarra y otros instrumentos, esto unido a unos pequeños retoques de cirugía estética.
Durante todo ese período, Los Beatles no realizaron sesiones fotográficas y, lo mas llamativo es que los datos del accidente coinciden con el anuncio de Peter Brown, el día 10 de Noviembre de 1966, de que Los Beatles no volverían a dar presentaciones en vivo. Esta supuesta conspiración arrastró también a la entonces pareja de Paul, Jane Asher, la que se separaría de Paul dos años después del supuesto accidente.
Cuando todo estuvo listo, el nuevo Paul, William Campbell, se presentaría al grupo ya como Paul McCartney vestido como lo hacia Paul, bien estudiados sus movimientos y ademanes.
Otra prueba irrefutable es la voz y es en este campo donde más experimentos se han realizado. Pruebas de espectógrafo, análisis fonéticos realizados en laboratorio han demostrado que Los Beatles tuvieron tres McCartneys como cantante. Se supone que tras la muerte de Paul y hasta la sustitución por William Campbell, se buscó un sustituto vocal con urgencia para poder editar el disco anual navideño que el grupo regalaba a su club de fans. En ese caso se echó mano de un imitador de McCartney. Otras pruebas son el color de ojos, el perímetro craneal, la forma de la cara y las manos... La famosa cara de chata de Paul desaparece con William (Ver foto), quien tiene facciones más acentuadas.


delirante. Se supone que desde entonces se llevó a cabo un doble juego con los fans: por un parte, ocultar este hecho; pero, por otro, mandar indirectas a través de las letras de las canciones y de las portadas de los discos para recordar este hecho: que Paul había muerto. Las pruebas son las siguientes

- El primer disco de los Beatles desde la supuesta muerte de Paul fue un recopilatorio en diciembre de 1966. En la portada se ve a un Beatle en primer plano con el rostro entre sombras, pero si ampliamos la foto para ver los detalles, hay ya un detalle significativo un coche con las luces apunta directamente a la cabeza del Beatle (quien es un desconocido).




- En ‘The Butcher’ , una recopilación de éxitos anteriores, el cuarteto aparece con un muñeco descuartizado. ¿Fácil para relacionarlo no? Sin embargo, apuntan a que justo al lado del supuesto Paul, lo que aparece es la cabeza del muñeco. Eso quería decir que murió decapitado en el mortal y trágico accidente. La verdad que esta portada es horrorosa.

En la contraportada lo curioso es que Paul esta casi dentro de una caja mientras los otros tres estan de pie.



- En otro disco poco conocido ‘Revolver’, aparecen las cabezas de los cuatro Beatles, pero la de Paul es la única que no mira al frente, dando a entender que no es uno de los originales. Además, un gentío que aparece entre sus melones, se mueven tras la cabeza de Paul, abierta. Y también sobresale alguien de su oído, como un gusano.


- La portada del célebre ‘Sargento Peppers’ aporta mucho a la leyenda: unas flores funerarias aparecen a los pies del bajo, el instrumento de Paul. El gentío mira hacia el montón de tierra formado por una tumba (supuestamente la de Paul). Hay tres palos encima del bajo, representando que quedaban 3 Beatles vivos por entonces. Supuestamente, las flores amarillas funerarias forman letras y claro, pone “Paul”, yo no lo veo ni con el cuentahilos, pero abajo tienen la foto que cada cuál la interprete como quiera, otra: El muñeco de la derecha tiene en la mano un coche blanco con el interior manchado de sangre. De nuevo es totalmente inapreciable incluso con lupa. Lo mismo que lo que sigue: dicen que debajo del anterior muñeco se puede ver un vaso con flores amarillas y que se ve un coche que ha caído desde un precipicio y del que salen llamas. Otra cosa: debajo de la letra “T” de los Beatles está el dios hindú Shiva, la divinidad destructora. Su mano apunta directamente a Paul. Y lo mejor: se ve una mano abierta encima de la cabeza de Paul. Según la tradición india, eso le pasa a la gente que va a morir o ha muerto recientemente. Además, en la portada posterior sale el grupo pero con Paul dando la espalda. Y la letra de la canción que sale sobre la espalda de Paul también es llamativa.



-En el álbum ‘Yellow Submarine’ vuelve a aparecer Paul con una mano bendiciéndolos.

Y la portada más genial: ‘Abbey Road’. Muchos fans de los Beatles se han afanado en interpretarla y hay que reconocerles la inventiva para sostener que Paul murió: Los cuatro aparecen en fila, como escenificando un cortejo fúnebre. La vestimenta de los cuatro nos sugiere que John va de predicador, Ringo de doliente, George de sepulturero y Paul, descalzo y con los ojos cerrados, de difunto. Paul fuma con la mano derecha, pero era zurdo. Aparece con los ojos cerrados, porque no está vivo. Es el único que no avanza con el mismo pie que el resto: el izquierdo. Y va descalzo, símbolo de muerte. La matrícula del escarabajo –un Beatle- de la izquierda es ‘28IF’, algo así como que Paul tendría 28 años si… no hubiera muerto, claro. Esta misma matrícula empieza por "LMW", que quiere decir "Linda McCartney Waits", "Linda McCartney espera", su esposa por entonces.

En cuanto a las letras de las canciones, la frase del hit ‘Yesterday’ en la que dice “yo no soy el hombre que solía ser” es absurdamente utilizada para hacernos creer que iba con segundas intenciones. También "tú no sabes lo que te estás perdiendo, hombre de ningún sitio, ¿puedes verme?”, en el tema ‘Nowhere Man’. Pero hay más: en ‘Day in the Life’ se dice "él apagó su mente en el coche" y en ‘All You Need is Love’, al final de la canción, se escucha: “Sí él está muerto. Nosotros te queremos sí, sí, sí”. Es posible que todo esto parezca real, pero si es real o no, no nos enteraremos nunca.

6 Devarí­os:

Blogger Angelina® Devarí­o...

Me encantó todo el teje y maneje... Igualmente no me "cerró" ni lo de Yellow Submarine ni lo de Sargent Pepper...

10:35 a. m.  
Blogger Angelina® Devarí­o...

Creeme si te digo que me puse a buscar en otras páginas y me ´divertí casi toda la mañana.

Te dejo la dire de una que explica TODO PERO TODO y está lo del "Paul?" en la portada de St. Pepper´s

http://mirancho.ideay.com.ni/www/amautas/BEATLES/BEATLES_PAUL_INTRO.HTML

11:46 a. m.  
Blogger Gaby Devarí­o...

Como no te voy a creer si a mi me desperto lo mismo, de ahi que lo armara y lo pusiera.
Esa pagina no la conocia pero tiene otras investigaciones interesantes.

4:48 p. m.  
Blogger Angelina® Devarí­o...

Es apasionante la forma en que algunos ven o creen ver las "pruebas irrefutables". También es muy gracioso!
Obviamente que no es para creer tamaña barbaridad, pero de tanto leer, llega un punto en el cual algunas cuestiones te parecen hasta lógicas! XD

12:22 p. m.  
Blogger Gaby Devarí­o...

Yo averigue que existió un accidente, ese día y que el muerto nunca fue identificado, pero pienso que ese fue el disparador y luego nació la leyenda, muy posiblemente armada por la misma discográfica.

1:06 a. m.  
Blogger Nahuel Ch. Devarí­o...

Primero de todo, Paul jamas murio
segundo, no podes decir que revolver es un disco ''poco'' conocido...
tercero, el que levanta la mano en yellow submarine es John, no Paul

todo puro mito

11:34 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home