viernes, febrero 10, 2006

La Novela de las tres. Capítulo 4

Creo que hay que hacer una aclaración con respecto a Juana, que puede parecer una mala persona por el hecho de salir con el marido de su amiga y no es así, ella era 8 años menor que el y había estado enamorada desde que era una nena de el, desde cuando lo veía pasar a toda velocidad por el pueblo, ya que el era el heredero del casi dueño de la zona, era lógico que terminara con el al crecer, fue su primer amor.

Los años siguientes la vida siguió su curso, Juana salía con otros pero ese amor y esa pertenencia que tenia con el seguían, hasta que enfermo y tuvo que llevar una vida tranquila por varios meses, entonces María la llevo a su casa y la cuido todo ese tiempo mientras la vida seguía el mismo curso, el siendo dueño y protector de de ellas. Para esto el hijo de María, Enrique, ya tenia 6 años y convivía alternativamente con la abuela, con María y con Juana que se había convertido en algo así como su madrina. Pero ellas seguían corriendo atrás de Pedro y no vieron que Enrique necesitaba mas atención y no la de su abuela que era protectora pero no veía que el tenia algunas deficiencias sicológicas que iba a arrastrar toda su vida.

Cuando el tenia 8 años, Pedro decidió por fin emular a su padre y empezó a construir un pueblo en la orilla del mar, para eso invirtió todos sus ahorros (que eran muchos) y se enamoro de Claudia, una mujer muy bella pero de una clase diferente a María y a Juana, ellas eran mujeres cultas y de clase, Claudia todo lo contrario, pero era lo que a el le gustaba y la tenia permanentemente a su lado, Maria a estas alturas parecía un témpano, pero no así Juana que mostraba su disconformidad, pero seguía siendo uno de los vértices de ese extraño cuadrado.

0 Devarí­os:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home